CULTURA

No dejen que el título los espante. Dejen que sus oídos conozcan nuevas sensaciones y sonidos, dense la oportunidad de acercarse a un estilo musical que eleva las almas y no por ser más “culto” (termino mal utilizado para la música clásica o académica), sino por el peso de sus historias, por las melodías envolventes y por acercar las voces más trabajadas y bellas del mundo.