MUNDO

Nadie sabe por qué un pequeño pueblo tropical perdido en el norte de Australia reúne a tantas personas de tan distintas nacionalidades, que pasan por allí solo por unos meses para luego seguir su viaje. “¿Port Douglas?”, preguntan muchos australianos extrañadísimos por nuestra elección. Para nosotros los backpackers este es nuestro lugar secreto, el lugar donde nos refugiamos los que no queremos crecer.