MUNDO

Apoyo la mano sobe el manto blanco. Es nieve. Es la primera vez que la siento. Delante de mí una belleza soberbia, una montaña que atesora la sabiduría ancestral de los indígenas puruháes. El aire entra lento, las manos hormiguean, tengo los labios morados y el pecho por momentos siento que me va a explotar. Estoy a 5.100 msnm, arriba del Taita Chimborazo, la montaña más alta del mundo, medida desde el centro de la tierra, y el punto más cercano al sol.

MUNDORELATOS

El refugio de los indígenas wayuu se ha convertido en los últimos años en una parada popular dentro del circuito de mochileros en América Latina. El paisaje surreal de un desierto en el Caribe hace de El Cabo de la Vela un destino exótico en Colombia. Pero las aguas cristalinas que alberga el lugar golpean contra otra realidad que poco se parece al paraíso.