COMER & BEBER

Con acento francés

Tentador. Esa sería la palabra que utilizaría si me pidieran definir a este café de Montevideo ubicado en la Alianza Francesa (Bulevar Artigas y Charrúa). Es que ir a almorzar o merendar en Sucre Salé se convierte en toda una experiencia para los sentidos, además de un viaje hacia algún rincón de Francia.

“Nos gusta decir que hacemos una cocina de confort con acento francés y muy casera”, explica Gabriel Bialystocki quien junto con la chef Florencia Ibarra lideran este emprendimiento.

En abril de 2015 la pareja se hizo cargo del lugar (del que antes estaba al frente el chef Hugo Soca) y apostó a un cambio en la propuesta gastronómica y estética. “Partiendo de la base de lo que Hugo había hecho le fuimos dando nuestra impronta”, relata Gabriel, quién trabajó muchos años como periodista gastronómico e ideó el reconocido Punta del Este Food and Wine Festival, un encuentro entre chefs internacionales y sibaritas.

“Es un proyecto de pareja”, dice y esa sinergia se percibe en los detalles del lugar. En los tonos pasteles que se conjugan cuidadosamente con mesitas restauradas. En los paneles de madera que exhiben las paredes. En las arañas antiguas que conviven con espejos de belleza indiscutible. La pérgola, otra de las grandes protagonistas, aporta una frescura muy singular, principalmente en esta época del año.

captura23

 A la table

La carta de Sucré Salé es variada y dinámica. El uso de productos locales y de estación se han convertido en un distintivo: “somos bastante puntillosos con la calidad. En repostería, por ejemplo, solo usamos chocolate belga”, explica Gabriel.

Las propuestas de almuerzo cambian todos los meses y el menú ejecutivo todas las semanas. Además, este año, decidieron apostar al brunch durante los fines de semana (de 11 a 17) y la aceptación del público ha sido muy buena. “Nos permitió ampliar nuestro público. El uruguayo ha cambiado en los últimos años, es más receptivo”.

La propuesta es variada: pancakes (dulces y salados), french toast, hamburguesas, sándwiches de salmón y huevos, que parece que son muy codiciados. “Los hacemos de cuatro maneras: revueltos, fritos, poché u omelette, y pueden comerse con salchichas o salmón”, cuenta para mi perdición.

Para el próximo año la pareja ya tiene nuevos proyectos. Está la idea de abrir con una propuesta de cenas dos o tres veces por semana y también potenciar una tienda de delicatessen, “que puedas venir y llevarte productos de Sucre Salé para tu casa”, adelanta Gabriel.

Seducir al paladar

En Fauna nos zambullimos a probar tres de las especialidades dulces de la chef Florencia Ibarra. Y este fue el resultado.

 DULCE ANTOJO. Este postre es una creación de Florencia. Se trata de una paleta helada de créme brûlée bañada en caramelo. El sabor es suave y la frescura del helado viene muy bien para estas tardecitas de sol. En los últimos meses se ha convertido en la vedette de Sucré Salé y pueden pedirla los fines de semana, durante el brunch.

img_6925

 

PARA SUCUMBIR. Amantes del chocolate, he aquí su postre. Esta tarta de ganache de chocolate y avellanas con un crumble de cacao es otra de las especialidades de Sucré Salé. La textura del chocolate es perfecta y se vuelve un postre ideal para acompañar con un buen café.

img_6920

CLÁSICO. No podíamos irnos sin probar la especialidad de la gastronomía francesa. Esta créme brûlée de dulce de leche estaba en su punto justo, de dulzura y consistencia. Es un postre que combina muy bien con jugos o bebidas frescas.  

img_6977

***MENÚ RECOMENDADO***

Sopa de pepino, yogurt y eneldo + capeletis de ricota, limón y brócoli + créme brûlée de dulce de leche + café Lavazza.

 

Está abierto de lunes a viernes de 12 a 20, y sábados y domingos de 11 a 17. (Permanecerá cerrado del 23 de diciembre al 6 de marzo).

Por reservas (conviene reservar). Tel: 24027779.

Fb: Sucré Salé Café & Bistró

Fotos y video: Katya Nantez

 

 

Unite a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *