CULTURA

DOCUMENTA 14 y el arte contemporáneo

La inauguración oficial de una de las muestras más importantes de Arte Contemporáneo, DOCUMENTA 14, está dando que hablar por varios motivos.

Uno de ellos fue la renuncia de Kassel como sede central y única de la muestra, gracias a la mirada de su Director artístico Adam Szymczyk, quien propuso este año compartir la cede con Athenas(inaugurada en abril de este año) para justamente dejar de manifiesto el entramado de ubicaciones geográficas diferentes, los trasfondos y contextos históricos, socioeconómicos y culturales divergentes entre ambas ciudades.

Este hecho es una clara demostración del deber del arte contemporáneo en revisar incluso las propias prácticas de sus productores y las lógicas visibles y no visibles de producción del arte en si mismo.

Afortunadamente el arte contemporáneo debe tener algún nivel de cuestionamiento de lo que acontece, del sistema del arte, de la propia producción de arte. El arte contemporáneo debe ser interactivo, o porque cuestiona y hace reflexionar, o porque hace intervenir físicamente al público; es un arte que rompe la distancia entre la obra y el espectador. No se es meramente espectador de una belleza estética sino que obliga a la interacción con la obra.

Para mi tesis de grado junto a Andrea Rosenthal sobre la Comunicación y gestión de los museos de Arte contemporáneo de Montevideo, rescatamos una porción del pensamiento de Gabriel Peluffo entre otro tantos autores que decía esto:

“…arte contemporáneo no es lo mismo que arte actual sino un rango de prácticas simbólicas específicas que operan con recursos entresacados de la antropología, la historia, la lingüística, el diseño, la publicidad, la tecnología e involucra un pensamiento teórico interdisciplinario…”

Lo que siempre me capturó del arte contemporáneo fue su carácter relacional que se engendra desde las interacciones humanas y el contexto social y todo el cambio que de allí se genera a niveles estéticos, políticos y culturales.

La muestra DOCUMENTA 14 es un claro ejemplo de esto si observamos los temas intrínsecos y compartidos entre los 160 artistas provenientes de todas las nacionalidades y presentes en Athenas y Kassel:

Memorias de la guerra, genocidios, desahuciados, refugiados, crisis económicas, censura, oriente, feminismo, racismo, sexualidad y otros temas que en nuestra historia reciente y presente han tenido protagonismo y nos preocupan.

Ejemplos de algunas de las obras más visitadas:

Parthenon of Books  Marta Minujín

Botes de Refugiados  Guillermo Galindi

Huellas de fuego Daniel Knorr

 

Lala Rukh

Amar Kanwar, Ganesh Haloi, Gauri Gill, Nilima Sheikh, Nikhil Chopra

Cecilia Vicuña

Si algunos de ustedes llega a viajar este año para las Europas no pueden dejar de visitar hasta el 17 de setiembre esta gran muestra. Nos encantará saber cómo la vivieron.

Unite a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *