LIFESTYLE

Handpoked: arte en la piel

Medellín fue la primera ciudad del viaje que me rompió la cabeza. Mixtura entre historia y vanguardia; entre un pasado que aún duele y un presente repleto de arte. Es de esas ciudades que podría elegir perfectamente para vivir. Fue aquí donde escuché hablar por primera vez de una nueva técnica para tatuar llamada “handpoked”.

La gran diferencia con el tatuaje convencional es que se hace punto por punto y no se utiliza la máquina, solo la mano y la aguja, lo que ofrece una serie de ventajas y desventajas. Una técnica en boga que tiene sus raíces en las culturas prehispánicas.

Video realizado por Javier Monsalve

 

Fauna: ¿Cuándo y por qué decidiste comenzar a tatuar con esta técnica?

Camilo: Arranqué a tatuar en 2015. Siempre quise aprender pero pensaba, como la mayoría de las personas, que la única forma era consiguiéndome una máquina. Conocí, por casualidad a un tatuador que me mostró y enseñó esta técnica y me enamoré enseguida.

F: ¿Cuáles son las ventajas del handpoked?

C: Pienso que las ventajas son principalmente que la cicatrización es mucho más fácil y que la línea es mucho más delicada, por lo que se pueden lograr detalles muy pequeños y finos, sin que pierdan definición con el tiempo.

F: ¿Y las desventajas?

C: El tiempo de ejecución es la mayor desventaja pues es una técnica que implica mucho más tiempo que un tatuaje de máquina. Por esto también es que ejecutar piezas grandes también se vuelve más complicado (no imposible) que usando máquina.

F: ¿Es más caro que un tatuaje con maquina?
C: No necesariamente es más costoso que un tatuaje hecho con máquina. Yo creo que los precios en el ámbito del tatuaje dependen más del trabajo que ofrece el tatuador y de su nombre, más que la técnica que utilice.

F: ¿Alguien que admires del rubro?

C: En Latinoamérica admiro el trabajo de Crudo, acá en Colombia y en Argentina a PontoTattoo. A nivel mundial, me encanta el trabajo de Tati Compton, Welfaredentist y el de Slowerblack.

MI EXPERIENCIA: Aquí el rabbitttttttt. El tatuaje costó 1.600 pesos y demoró aproximadamente 1 hora y media. El dibujo tiene gran precisión y lo que más me gustó fue el sombreado (dicen que es mejor que sea en b&n que a color). Duele mucho menos que con la máquina y la cicatrización es más rápida porque el tatuador pinta poro por poro sin rasgar la piel (no necesité curarlo en ningún momento).

Unite a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *