CULTURA

Improglam: una revista diferente

Sí, hay plumas y chistes, pero no es la típica revista musical, porque en este caso, el arte de la improvisación se mezcla con lo tradicional para que cada función sea única y los artistas se alimenten de la creatividad del público

Se abre el telón y comienza el espectáculo con “A mi manera” en la voz de Luis Román. Y creo que la canción elegida habla mucho del espectáculo y de sus creadores Natalia “Tati” Román y Jorge Vidal; porque con el sueño de hacer una revista musical, crearon un género que ni siquiera existía, al combinar el teatro de revista con el teatro espontáneo o improvisación. Todo comenzó hace cuatro años cuando a Tati se le ocurrió comprar telas para hacer cuatro vestidos de cancán porque quería hacer una revista. A los de cancán le sumó cuatro trajes de música disco y después se puso a bordar los del número tropical. “Cuando quisimos acordar estábamos por estrenar”, cuenta Jorge Vidal, codirector y coreógrafo de Improglam.

DSC_0073

¿Y esto es…?

Para los que no están al tanto de qué es Improglam, les cuento: es un espectáculo con formato de revista (capo cómico, sketches, vedettes y números musicales), pero con el diferencial de que las partes actuadas son improvisadas y el público es el responsable de generar las historias. Quizá a algunos se les venga a la mente la revista porteña, pero la idea del grupo es crear un sello propio de revista uruguaya for export.

DSC_0221

No hay desnudos, ni topless y si bien se ve piel, todo está muy cuidado. Al igual que el lenguaje, que no cae en los lugares comunes y evita las groserías. “Se juega mucho con el humor, a veces puede ser que pase algo un poco más subido de tono pero la idea es que sea un humor inteligente, fino, cuidado”, aclara Jorge. Otra de las grandes diferencias es el vínculo con el público, que se crea a través del personaje que encarna Jorge: la maestra Serena, quien lleva el hilo conductor del espectáculo. Uno puede pensar que hacer participar al público puede ser algo invasivo, pero acá, participa solo el que quiere y sin necesidad de subir al escenario.

Acá y ahora

Tati Román es codirectora, coreógrafa, vestuarista y figura del espectáculo, y desde que se le ocurrió la idea hasta que se concretó pasaron tres años, en los que bordó, cosió y ensayó mucho. Por fin, en enero del año pasado, junto al elenco pudieron ponerse las plumas y presentar el resultado de tanto trabajo. Hicieron temporada en Punta del Este con Natalie Yoffé como figura, luego en el teatro del Anglo y ahora están presentando su tercera temporada en el Teatro del Notariado.

DSC_0831

El viernes 29 de enero y el 5 de febrero, son las últimas funciones de esta temporada, pero la idea no es que el proyecto muera ahí, sino seguir creciendo, hacer una nueva temporada en invierno y hacer una gira por el interior del país. Pero para poder hacer la gira encontrar sponsors es el punto decisivo, ya que no es fácil poner en escena a 16 artistas. “Cualquier monedita sirve. El objetivo es moverlo por el interior porque nos parece que está buenísimo llevar este tipo de espectáculos que no se llevan generalmente por el tamaño” señala Jorge.

 

El público decide

Si bien la estructura del espectáculo se mantiene, cada función es única gracias a la magia del teatro espontáneo. “¿No les da miedo la improvisación y que la gente les salga con cualquier cosa?” pregunto, pensando en los disparates que les pueden pedir que actúen. “Es el vértigo que tiene particularmente el estilo de la improvisación, que te arriesgás a tirarte sin saber qué va a pasar. Obviamente uno desarrolla determinadas estrategias y hay algunas herramientas que te permiten mantener un poco el control de algunas cosas, pero en realidad lo divertido es eso”, contesta Jorge y Tati agrega, “Hay mucho trabajo, mucho ensayo y además tenemos cuatro actores profesionales que la rompen”. Los actores son Alita Menéndez, Ignacio Duarte, Emilio “Coco” Gallardo y Mauricio Chiessa. Mauricio e Ignacio provienen del grupo 3er. Drama, que hace cinco años presenta la obra Impro Night, Alita del mundo del stand up y Emilio de Impronta, así que experiencia les sobra. “En realidad la improvisación es la herramienta que tiene el ser humano para sobrevivir. Si no logramos improvisar en la vida, no seguimos viviendo” señala Jorge. Y me quedo pensando en esta idea.

DSC_0445

Al finalizar el show, todo el elenco sale a saludar al público y a recibir sus comentarios de primera mano. Es una costumbre que nació en la primera presentación que hicieron en Punta del Este y que mantienen porque es la forma que tienen como artistas de agradecer al público. “Yo siempre digo lo mismo”, dice Tati Román, “Improglam existe porque el elenco hizo de mi sueño un sueño suyo”. Y ese sueño inicial se cuenta desde la ficción, en la historia de vida del personaje de la maestra Serena, quien siendo una maestra rural del pueblo de Sacachispas, soñaba con tener su propia revista. Serena cumple su sueño a lo largo del espectáculo y en cada función, los artistas de Improglam lo hacen dejando todo en el escenario.

Fotos: Tres Cámaras
Fotos: Tres Cámaras

Dónde: Teatro del Notariado (Guayabo 1729 entre Magallanes y Gaboto)

Cuándo: viernes 29 de enero  22:30 hs y viernes 5 de febrero 21 hs

 

 

 

One comment

  • Sigan adelante, la imaginación no tiene límites, pero por favor no se pierdan y jamás dejen caer los valores que es lo que nos caracteriza como seres humanos.
    Un Abrazo
    Max Ortega

Unite a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *