CULTURA

Santi Senso: sensibilidad abrumadora

Sus ojos son claros e intensos, desafían a mirarlos pero no como un reto, sino como una invitación. El actor español Santi Senso estuvo nuevamente en Montevideo y en Fauna conversamos con él. Más que una entrevista, fue una clase espiritual.


Para los que no lo conocen, Santi Senso es un actor español oriundo de Cáceres (Extremadura). Ha hecho cine, teatro, televisión y musicales, pero es reconocido, sobre todo, por sus actos íntimos. Para los que no saben lo que son los actos íntimos, son performances en donde el público es tan protagonista como los actores, la trama puede cambiar de una función a otra, no se sabe qué puede llegar a pasar, es irrepetible y efímero, las distintas disciplinas del arte se mezclan, la entrega es absoluta y las emociones rigen el momento. El actor interpela al espectador y de ese diálogo de acciones, sentimientos y palabras, nace la obra.

santi-duro-original1
Foto: MAYKISO

Pornocapitalismo, El descanso de Caronte, Orgíame y Yo indígena son solo algunos de los actos que Santi ha presentado, incluso ha hecho algunos en Uruguay, a donde viene desde hace dos años para realizar su arte, dar talleres y colaborar en otros proyectos. En su última visita a Montevideo (en la que protagonizó el musical Tan Lejos, dio clases en el 5to Congreso Internacional de Comedia Musical y Artes Escénicas! y realizó actos íntimos), nos juntamos a conversar con él sobre sus proyectos, sobre la vida y sobre su persona.

Más allá del arte

Es un tipo lindo y lo sabe, es un rupturista y lo sabe, es un provocador y lo sabe. Vive en España pero desde hace dos años pasa una temporada en Uruguay porque se enamoró del país. No se vendría a vivir acá porque es alérgico a la humedad, pero ama la arquitectura y la generosidad de la gente. También se enamoró de un uruguayo, el diseñador de moda Fede Pouso, que ahora está viviendo en España. “Yo siempre actuaba físicamente desnudo en mis montajes y ahora llegó Federico a vestirme, pero es muy curioso y muy bonito cómo me viste. Sigue estando la desnudez presente, es como reafirmar que no hace falta sacarse la ropa, es una desnudez emocional, es un acto de generosidad, de entrega”.

No le teme al fracaso ni a la inseguridad que puede representar la vida de artista; lo que necesita para vivir se lo dan sus actos íntimos, su profesión. En sus actuaciones se desnuda frente a su familia y la involucra en la obra. No espera que sus amigos vayan a verlo porque es su trabajo y el ego es un “personaje” que se repite en su discurso: él lo sigue, lo alimenta y lo cuestiona. En sus palabras se refleja su pasión y también un dejo de estar más allá del bien y del mal. Su espíritu parece tener las cosas más claras que un simple mortal y descoloca a quienes lo miramos desde afuera.

Fórceps emocional

“Hay una cosa de mí y de mi estilo de vida, de mis actos íntimos que yo rechazaba mucho. Me dicen que soy como un gurú, un chamán, un ángel, un arcángel; que me muevo por el mundo como un fórceps emocional, como que saco las vísceras y yo rechazaba eso”, así de removedor es en sus actos íntimos, cosa que aún no hemos podido vivir en carne propia pero que ansiamos suceda el año que viene.

santi-8
Foto: MAYKISO

Su frase de cabecera es “el generoso no es solo el que da, sino el que se deja dar, recibir”, y siguiéndola es que logró asumir lo que provoca en la gente. “No voy a ir de chamán, de curandero, de psicólogo porque no lo soy, no he estudiado para eso, pero si el mundo me ve así y me lo repite durante muchas veces, tengo que hacerme cargo de eso, hacerme responsable y aceptarme: forma parte de mi aceptación del ego. Mi presencia es fuerte, poderosa y causa muchas cosas en el ser humano y fah… es abrumador”. ¿Te da un poco de miedo ese poder?, pregunto para ponerlo a prueba. Lo que lo asusta no es que lo vean como un chamán (o cualquiera de los otros adjetivos), sino que lo admiren. “No tengo todavía aceptado esto de que el mundo me admire porque lo veo como un fanatismo, a lo mejor estoy equivocado ahora y el fanatismo es una entrega máxima. Yo quiero escuchar el ego de la otra persona, no que solo se brinden a mi ego y que me hagan un ser con una verdad absoluta. Eso tampoco está bueno para mí por salud”, y agrega, “Es emocionante y apasionante sentirme deseado, que ayudo, que soy muy detonador y si sigo haciendo esto es porque a mí hace bien y sé que hace bien al mundo”. A pesar de la aprobación, el sentirse querido y hasta ser una especie de “musa inspiradora” para los demás, Santi confiesa ser una persona insegura, sobre todo en el amor. Su entrega es muy fuerte, es muy pasional y espera ser correspondido de igual manera. Esa inseguridad, según Santi, es accionada por la vergüenza y es responsabilidad de todos. Cuando uno siente vergüenza o inseguridad, cambia para agradarle al otro, para ser aceptado, en especial, para gustarle a la persona amada.

Enramado de conceptos

En su cabeza la soledad no existe, por más que nos queramos alejar del mundo, los recuerdos nos habitan, los pensamientos de los demás nos buscan. Ese interactuar con los demás siempre está presente y sus actos íntimos son un claro ejemplo de ello. “Los actos íntimos son así: yo te miro, me mirás, me seduces, me provocas… La gente dice que soy muy provocador y no, me provoca alguien, como en la conquista”. Concibe al arte como un acto de generosidad, como un acto de acción-reacción, de recibir, por eso al finalizar sus actos siempre hace una tertulia con el pública para hablar de lo que vivieron.

Su imagen y su presencia también han servido de detonador para otros artistas, y tanto es así, que en 2014 se inauguró en España una muestra llamada EGOSenso (el sentido del ego), en donde más de 40 artistas (pintores, escultores, actores, escritores, músicos, fotógrafos) expusieron trabajos inspirados en él. Hasta hicieron un perfume con su olor, un vino y unas galletas. “Un tipo me dibujó con un coño, es muy revelador que me hagan con eso, otro me pintó comiendo ratas, otro tío hizo un audiovisual imitándome caracterizado con una peluca disparándose, suicidándose. Es muy abrumador, pero ahí estoy, sigo ahí soy masoca, me estimula eso, me mantiene vivo. Los actos íntimos, este estilo de vida, me llevan a una abrumación…”. Y sin darnos cuenta la realidad del tiempo nos hizo terminar la entrevista. Él se fue a un ensayo y yo me quedé con la cabeza tratando de procesar el encuentro.

A.S.O.

mural_santiseno_pintor_camilonun%cc%83ez
Foto: Santi Senso – Mural en peatonal Sarandí (Montevideo) hecho por Camilo Núñez

Unite a la discusión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *